Nuevas salas en el Museo del Prado

La segunda planta del edificio Villanueva del Museo del Prado, invita al público a descubrir las nuevas salas en las que se podrá encontrar una impresionante muestra de pintura Flamenca y Escuelas del Norte así como el 'Tesoro del Delfín'.

Tras permanecer cerradas desde 2004, las salas de la segunda planta del edificio Villanueva, para convertirse temporalmente en almacén de obras de arte, despachos administrativos y taller de restauración de soportes, el Museo del Prado programó la recuperación de este espacio expositivo, que ahora abre sus puertas para mostrar al público la colección de Pintura Flamenca y Escuelas del Norte junto al Tesoro del Delfín.

Con estas nuevas salas, el Museo acoge una de las mejores colecciones de pintura flamenca de los siglos XV al XVII que existen, formada en su mayor parte por el mecenazgo real. Los visitantes podrán disfrutar de obras de Rubens, como las mitologías que fueron realizadas bajo el encargo del rey Felipe IV para la Torre de la Parada en las salas 78 y 79; pinturas de paisajes, un género creado en Amberes en el siglo XVI, en la sala 80; pinturas de cocinas y bodegones de Frans Snyders (1579-1657), Clara Peeters (hacia 1588/90-después de 1621) y otros artistas flamencos, en las salas 81 y 82; e incluso un espacio monográfico en la sala 83, dedicado a Jan Brueghel (1568-1625), cuyo exquisito arte combina colores suculentos y una asombrosa minuciosidad de ejecución.

La sala 76, está dedicada a la pintura holandesa, que a pesar de que el Prado cuenta con una colección numéricamente inferior a la flamenca, nos permitirá ver importantes obras como 'Judit en el banquete de Holofernes' de Rembrandt, así como de otros destacados representantes de la pintura como: Joachim Wtewael, Salomon de Bray, Matthias Stom o Stomer y Leonaert Bramer.

Por último, la sala 79B, brinda la oportunidad de ver el Tesoro del Delfín, formado por un conjunto de los tradicionalmente llamados "vasos ricos" que perteneció al Gran Delfín Luis de Francia (1661-1711), en un espacio circular en el que se ha instalado una vitrina curva continua de 40 metros de longitud.

Además, gracias a la colaboración de Samsung el público podrá vivir una completa experiencia digital y audiovisual, ya que a través de una aplicación interactiva, se accede a documentación gráfica y textual, junto a nuevas fotografías que se pueden ampliar y que permiten girar las piezas, e incluso una pieza audiovisual que narra la historia del Tesoro hasta nuestros días.

Nuevas salas en el Museo del Prado
Museo Nacional del Prado
Paseo del Prado, s/n – Madrid
Más información:
www.museodelprado.es

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto