Un año ofreciendo cocina de calidad

on 21 Septiembre 2016

Hace un año que era noticia la apertura de Teckel, un nuevo restaurante que pasaba a formar parte de la oferta gastronómica de la capital y que nacía con el objetivo de acercar la cocina tradicional, “con cariño y mimo”, consiguiendo crear una relación directa entre el cocinero y el cliente final.

Un año después, la carta elaborada por el chef César Galán bajo los valores de la tradición, el producto y la personalidad, ha conquistado tanto a público general como a los paladares más especializados.

Hay muchas razones por las que visitar Teckel y una de ellas, si no la principal, es la calidad de sus productos. Los pescados provienen de las mejores lonjas gallegas y andaluzas y la carta incluye productos procedentes de otros lugares de reconocido prestigio gastronómico.

Destacar, por ejemplo, la fondue de queso, patata, setas, cebolla crujiente y puntilla de huevo; el arroz verde con gambones rojos; las coquinas de Belén; o la hamburguesa de «El Capricho de León», que se ha convertido en una seña de identidad de Teckel, preparada con una carne que está considerada como una de las mejores carnes del mundo por su increíble sabor, aroma y textura.

Además de servir una materia prima excelente, sus responsables han querido combinarla y elaborarla de manera sobresaliente, obteniendo como resultado una carta única y heterogénea que definen como “un conjunto de sabores tradicionales, de recetas de toda la vida, en formatos de mercado, que permiten apreciar el producto en el plato, presentado de una manera muy personal”.

Nuevos platos

Coincidiendo con este primer aniversario, la carta de Teckel, que ha ido adaptándose a cada temporada, ofrece nuevos platos que mantienen la esencia de su cocina y aportan también diferentes miradas culinarias perfectas para sorprender a los comensales. Así, cabe destacar el bao preñao con huevo frito y bechamel, el cochinillo glaseado con puré de patata y manzana asada, los espaguetis con albóndigas míticos de ‘La Dama y el Vagabundo’ o el bocadillo de butifarra blanca con queso Edam y pimientos asados.

Una interesante propuesta que se puede disfrutar tanto en la sala principal del restaurante, decorada por Cousi Interiorismo, como en la terraza, obra de la interiorista María Villalón, abierta todo el año y que cuenta con capacidad para 80 personas.

A todas estas novedades, el otoño gastronómico madrileño sumará la llegada de otro proyecto del grupo empresarial responsable de Teckel: Pointer, un nuevo restaurante que continuará con las referencias caninas y ofrecerá una oferta gastronómica muy interesante.

Restaurante Teckel Madrid
Av. de Concha Espina, 55
Teléfono: 91 599 64 00
Página web: www.teckelmadrid.com

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto