La fascinación de oriente en el corazón de Castilla

on 27 Agosto 2016

Visitar Alcalá de Henares siempre es una maravilla, tanto por sus monumentos, como por su oferta cultural y gastronómica. Aunque lo sencillo sea detenerse en este último aspecto y hablar de los platos típicos castellanos, hoy nos pararemos ante una propuesta mucho más éxotica: Madrás Masala.

Considerado el primer restaurante indio de la ciudad complutense, Madrás Masala pretende hacer disfrutar al comensal de la verdadera esencia oriental. Cocina de calidad y tradición india, pero con toques vanguardistas y modernos. Aquí se dan la mano la sofisticación y el placer, siempre respetando el bolsillo del visitante.

¿Qué decir de la comida india? Los que la conocen casi se convierten en adictos a ella. Para todos los que aún no se han sentado a degustar tan particulares sabores, deben saber que hablamos de costumbres gastronómicas ancestrales, pero siempre refinadas y auténticas. La comida india es diversa y muy rica en aromas, texturas y sabores. Todo esto es lo que la ha hecho famosa a nivel mundial… Y de todo ello bebe directamente Madrás Masala.

La mezcla de condimentos y especias se adaptan a cualquier paladar. Si a esto le sumamos la decoración del restaurante, nos encontramos ante una experiencia sensorial que va más allá de lo estrictamente culinario. Comer en Madrás Masala es viajar a la época de los Maharajás de la mano de piezas auténticas traídas del subcontinente indio. Su atmósfera no sólo es acogedora y cálida, también desprende intimidad.

Pero cuando el cliente busque frescura en las tardes y noches estivales, también encontrará su terraza veraniega. En ella se despliegan tapas y pinchos, que no dejan de ser geniales adaptaciones de los platos indios. Todo ello regado con cervezas genuinamente indias como la Tiger, Kingfisher o Cobra.

Los clientes vegetarianos lo tienen fácil en Madrás Masala, pues de todos es sabida la pasión que tienen en India por esta alternativa gastronómica. Siempre con una interesante relación calidad-precio.

Cabe destacar que no se trata de un restaurante indio con cocineros europeos que se han formado allí: en Madrás Masala los responsables de la cocina son nativos de India, lo que garantiza al cien por cien la esencia tradicional de cada plato. Asimismo, su propietario, Yacob, trata de transmitir su pasión por la cocina de su país. No en vano su experiencia se remonta más de dos décadas atrás.

De su carta resulta complicado destacar algún plato, pero en esta ocasión haremos un esfuerzo por llamar la atención de aquéllos que dejan más recuerdos en el paladar. Por ejemplo, entre sus entrantes, es muy demandado el Pakora, verduras variadas rebozadas en harina de garbanzos, o el Aloo Tikki, sabrosos pasteilitos rellenos de lentejas y patatas condimentadas con especias dulces y picantes.

Entre sus platos principales, cuenta con un gran éxito el Tandoori Chicken, Jugosos muslos de pollo marinados en una mezcla a base de yogurt, jengibre y zumo de limón, asados al horno Tandoor. También es famoso el místico Jhinga Kerala, procedente del sur de la India, y que se basa en langostinos al Curry con una cremosa salsa de leche de Coco. Es necesario insistir en la excelente selección del menú degustación vegetariano, una opción a tener en cuenta tanto para aquéllos que aboguen por esta práctica, como por los que no lo hacen.

Madrás Masala se ubica en la céntrica calle Santiago de Alcalá de Henares, llegar es sencillo y cuenta con un aparcamiento público gratuito a tan sólo 300 metros. Si el cliente lo desea, se permite realizar celebraciones, eventos de lo más variado o reuniones de empresa, siempre con un inmejorable ambiente y una comida sabrosa, que te dejará un grato recuerdo.

Madrás Masala
C/ Santiago, 42
Alcalá de Henares (Madrid)
www.madrasmasalaalcala.com

 

REGRESAR al artículo: "Diez terrazas sobresalientes de Madrid"

 

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto