'Se va mi sombra, pero yo me quedo'

on 04 Enero 2018

La exposición presenta 20 fotografías históricas ubicadas en las Salas del Museo del Romanticismo. La fotografía nació en el Romanticismo, consiguiéndose así el ansiado reto de reflejar la realidad. En la exposición, realidad y fotografía quedan unidas al poder ver cómo se vivía en los interiores isabelinos que hoy están reconstruidos en las salas del Museo.

Las fotografías quedan así contextualizadas en unos ambientes similares a los que en ellas se representan, creando un diálogo y mostrando las distintas actividades de carácter público o privado que tendrían lugar en el interior de un palacio decimonónico. Cada una de las imágenes es así como una mirilla que nos permite recrear la vida de los protagonistas en las diferentes estancias.

El montaje está diseñado para apreciar las distintas técnicas fotográficas, a través de unos visores especiales ubicados en las salas del Museo. Los visores replican los que se utilizaban en la época para poder apreciar los juegos ópticos que se desarrollaron a lo largo de la historia de la fotografía.

Las fotografías instaladas en las salas del Museo permitirán ver los usos y costumbres de la España Isabelina. Sabremos así cómo eran las tertulias, los bailes de máscara, o los juegos que entretenían a los burgueses en sus salones.

Estancias como el antesalón, el salón de baile, la salita, el oratorio, el boudoir, la alcoba y el gabinete reviven con los personajes que en ellas habitaron, conociendo también los juegos de niños, la relación con los artistas o cómo era el servicio que las atendía.

'Se va mi sombra, pero yo me quedo.
Ilusión y fotografía en el Romanticismo'
Hasta el 13 de mayo de 2018
Museo Nacional del Romanticismo
Calle de San Mateo, 13 – Madrid
Más información y horarios:
www.mecd.gob.es/mromanticismo/inicio.html

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto