Invernaderos del Real Jardín Botánico

on 02 Septiembre 2016

En cualquier época del año, el Jardín ofrece al visitante la oportunidad de conocer y disfrutar de una variada colección de plantas exóticas procedentes de zonas climáticas muy diversas.

El invernadero Santiago Catroviejo Bolibar está distribuido en tres secciones desértica, subtropical y tropical, que reproducen las condiciones ideales de luz, humedad y temperatura para su desarrollo. Este invernadero emplea energías totalmente limpias y está controlado mediante un sistema informático.

La estufa de Graells o de Las Palmas es un antiguo invernadero construido en el siglo XIX para exhibir plantas que no resistían las condiciones climáticas del exterior. Actualmente, reúne plantas tropicales, acuáticas, helechos, musgos, que necesitan un grado de humedad constante y el calor del sol.

La fuerte personalidad de este vetusto edificio, su ambiente saturado de humedad y la exuberancia de las plantas que exhibe, permiten al visitante imaginar lugares remotos y, por qué no, recrear épocas prehistóricas donde faunas, hoy extintas, formarían parte de este frondoso paisaje.

El Real Jardín Botánico es una caja de sorpresas para quien se acerque a él, porque está repleto de hermosos rincones que contemplan más de dos siglos de historia. Además este singular espacio introduce al visitante en el conocimiento de una ciencia con largos años de tradición como es la Botánica.

Invernaderos del Real Jardín Botánico
Real Jardín Botánico, CSIC
Plaza de Murillo, 2 – Madrid
Abierto todo el año
Más información: www.rjb.csic.es

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto